Musical Heart♥♪
Bienvenidos a mi pequeño espacio. No se vayan sin dejar un mensajito! n.n

Y tengo que admitirlo...me enamoré
15 de noviembre de 2012 | 6:55 | 0 mellodies
Y acá estoy, sentada escribiendo de nuevo, como cada vez que puedo...
Antes de empezar con mi "pequeño relato" quisiera contarles que fue lo que me pasó. Resulta ser que mi "queridísimo" metabolismo decidió dejarme sin memoria de algunos de los últimos meses. A mediados de Septiembre recién logre recuperar parte de ellos y desde ahí fue que empezó todo lo que voy a relatar. Bueno, empecemos:
Reflexionando en mi cama, como otra de tantas noches, ESA vez decidí parar; decidí dejar de esforzarme por algo que era una pérdida de tiempo, así que me senté y con un decidido BASTA!, mi mente se alivió.
Se me presentó un evento en el que podía buscar nuevas oportunidades, nuevas "razones" para esforzarme, para ser mejor... Llegué, me presenté y sentadita en un rincón observe todo,  como águila buscando una presa. No me hizo falta buscar mucho, porque ya había algo que me había llamado la atención así que cómo sabía que seguramente iba a pasarme lo mismo de siempre, me olvidé del asunto. Y eso es todo lo que recuerdo de esa noche...
En mi cumpleaños, un mensaje de alguien que creía no conocer se presentó en mi muro. Alguien me hablaba con toda la confianza del mundo... y yo no lo conocía!? No podía ser, así que me dediqué a seguirle la corriente.
Yo recuperé (¡al fin!) parte de mi conciencia y descubrí que nos encontrábamos en Septiembre... del resto de los meses recuerdo muy poco, solo cosas de las que tengo fotos o cosas que me han contado y de a poco pude rememorar. Aún así, recordaba mi cumpleaños y la fiesta sorpresa que me prepararon pero conocidos míos había pocos...
Bien: mediados del mes de la primavera, supuse que a lo mejor este año podía ser MI año... Cuando abrí Facebook, tenía el cumpleaños de 2 amigos. Me fije quiénes eran y mi relación de amistad con ellos. A uno no le escribí nada y el otro me había escrito en el muro para mi cumpleaños y recordé que había estado presente en casa de Mika, así que le deseé un feliz cumpleaños como si lo conociera desde hace años y me escribió por chat. Luego de un tiempo de chat diario, comencé a salir con él y su banda de amigos (también amigos míos que no recordaba) y así recordé lo primero: así recordé porque había cambiado tanto y en dónde estaba parada.
Me gustaba... y MUCHO. Había vuelto a lo mismo de antes y lo peor era que quería cambiar, quería ser distinta y no lo había logrado y para colmo, me saludaba con un abrazo, se me acercaba y parecía que me conocía desde siempre cuando yo era una persona que al que me saludara así lo sacaba a patadas de al lado mío y todo por qué?: MIEDO. Miedo a sentir, miedo a desilusionarme y por sobretodo miedo a volverme normal.
Si dejaba pasar más tiempo iba a ser peor, así que trate de poner un poco de distancia pero ya era tarde: NECESITABA hablar con él todos los días, que estuviera conectado, que me hiciera chistes, que me saludara con un abrazo, que me dijera "cuidate" cuando se despedía, que estuviera cerca... ya me había acostumbrado a todo eso y no quería que se fuera.
Así que me mande la "gran Rosie"... por chat le dije que necesitaba hablar con él a solas. Y ahí estaba yo ese día, sentada en mi cuarto cuando me arrepentí. Llamé a Mika y le dije que quería que viniera conmigo, así me hacía la boluda y no decía nada. Vino a mi casa, pero cuando él llegó, ella se encargó de maquillarme (y tirar indirectas todo el tiempo ¬¬) y cuando bajamos del colectivo en el centro, ella se fue con otro amigo que nos había acompañado. Y me dejaron ahí, sola con el. Puse de excusa que tenía que comprar y di vueltas por el centro como una LOCA "buscando precios" hasta que bueno, me preguntó de que quería hablar.
Estiré las "compras" y evité el tema todo lo que pude, pero no aguanté más. Ya no precisaba nada y estaba cerca de la plaza. Mi plan original de enfrentarlo y mirarle la cara mientras se lo decía, había cambiado: iba a decirlo e iba a correr apresuradamente hasta un taxi y me iba a ir. Me había acostumbrado a los NO, me había hartado de los "te quiero, pero como amiga" y me había  cansado de decepcionarme, así que no tenía más remedio que aunque sea dejarlo pensando.
El "ME GUSTAS" salió de mi boca como si de gritarlo dependiera mi vida. Caminé lo más rápido que pude hacia la plaza, tapándome la boca y los cachetes, que en ese momento estaban más o menos bordó, cuando de repente un brazo se poso sobre mi hombro izquierdo y una mano se entrelazo con mi derecha; "yo también", escuché débilmente entre medio de los motores, los pájaros, la gente... Me encargué de recuperar mi mano y (con un pequeño dejo de agresividad, así que perdón) pregunté:
-¿¡Vos también qué!?
-También me gustas...
Si había respuesta que no esperaba, era esa.  Mis pobres neuronas ese día no pudieron tomar ni un respiro... Qué hacía!? Me había preparado para cualquier tipo de "no", pero nunca había planeado que hacer en el caso de que su respuesta fuera, en cierta forma, positiva porque me parecía algo que nunca iba a pasar...
Pero bueno! Ya estaba, ya lo había dicho y estaba contenta con eso. Mis nervios volvieron a estar estables a un ritmo que yo diría "caracol": mis cachetes volvieron a su color natural, mis manos dejaron de temblar, mi corazón desaceleró un poco y deje de transpirar. Aún así, esa noche no comí ni dormí, pero estaba tan contenta que no me importaba: de ahora en más iba a ser como soy (así de caradura) siempre, digan lo que me digan.
Redactado al mejor estilo "cuentito" (creo que me pasé del largo estimado xP), eso fue lo que pasó ese día, hace 1 mes...
Se que vas a leer esto, porque me voy a encargar de pasártelo y tomártelo de memoria (?), así que quiero que sepas que TE AMO! y espero que sigamos juntos por muuuuuuucho tiempo más ^.^
Dirás: Y porqué en vez de escribirlo no me lo dice!? o.O
Y ahí te respondo: Porqué por más que sea una corajuda, me resulta mucho más fácil escribir que decir n.n
FELIZ MES!♥
Un beso y un abrazo psicológico para vos y todos los que lean! n.n

Etiquetas: